Sguenos en Facebook Sguenos en Youtube Sguenos en Twitter Sguenos en Instagram

¿Es la piel del hombre distinta de la piel de la mujer?



Elena González Guerra




Doctora en Dermatología

Médico Adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico Universitario de San Carlos.
Acreditada por la ANECA como Profesor Contratado Doctor
Universidad Complutense de Madrid


www.masdermatologia.com
 

 

       Si tomamos un trocito de piel, la cortamos en láminas finas, la teñimos con colorantes que nos permitan identificar las células, las fibras, los pelos y las glándulas que la forman, los vasos sanguíneos que la nutren y los nervios que la inervan, y después la miramos al microscopio, lo más seguro es que, ni un profano ni un especialista en Dermatología sea capaz de afirmar si procede de un hombre o una mujer. ¿Son entonces iguales?
 

No del todo.

       Mientras somos niños, la piel funciona igual en unos que en otras. Pero pasada la pubertad, las hormonas sexuales masculinas hacen que en los varones la piel sea mas gruesa, con más pelos y con más glándulas sebáceas, y las hormonas sexuales femeninas hacen la piel de las mujeres más fina y con tendencia a las manchas y a la cuperosis.

       Por ello la piel masculina es generalmente menos delicada que la femenina. Sin embargo los riesgos de los rayos ultravioleta, de los radicales libres, y de padecer imperfecciones como comedones, arrugas y flacidez, son los mismos en ambos sexos.

       Por ello los hombres deben cuidar su piel con la misma intensidad y atención que las mujeres.
 

Alejandro González Guerra

 

Otros datos
Desarrollado:
Tandem Innova
www.tandeminnova.es