Sguenos en Facebook Sguenos en Youtube Sguenos en Twitter Sguenos en Instagram

Ficus y Mediterráneo

Ángeles Jiménez

-          Buenos días, Medi.
-          ¿Qué confianzas son esas?
-          ¡Qué mal genio te gastas hoy! Me gusta más llamarte así.
-          ¿Nos conocemos acaso?
-          ¡Vaya que sí! Llevo mirándote 15 años. ¿No te parece suficiente tiempo?
-          Sí, ya sé que estás ahí hace mucho, pero te creía mudo. Nunca dices nada. Yo, por lo menos, me manifiesto y cambio de voz casi todos los días. Pero tú… apenas sabía que existías.
-          Es que tengo que decirte algo.
-          Debe de ser importante… por cierto, ¿cómo te llamas?-          Ficus10
-          Qué nombre tan raro… Y yo no soy Medi sino Mediterráneo. Pierdo personalidad con los diminutivos.
-          Es imposible. Tu personalidad es irresistible de cualquier forma. Y ya eres muy mayor para cabrearte por tan poca cosa.
-          No te desvíes, Ficusraro. ¿Qué querías? ¿Es tan importante como para que dejes de estar mudo?
-          Lo es. Ayer, una niña me confesó sin querer sus temores. Lloraba, ¿sabes? Te miraba, y lloraba. No he podido resistirlo. La emoción ha podido conmigo. Fue muy duro verla tan triste. Tenía que decírtelo.
-          ¿Me miraba y lloraba dices? ¿Por qué?
-          Había oído lo mal que te tratan algunas personas. Que te echan la basura, que te derraman petróleo encima, que limpian sus sentinas a hurtadillas, que te dejan los plásticos por cientos de años,… Que los peces mueren en tus aguas, que la suciedad asola las playas,… De verdad, estaba muy triste. 

(seguirá….)

Otros datos
Desarrollado:
Tandem Innova
www.tandeminnova.es