Sguenos en Facebook Sguenos en Youtube Sguenos en Twitter Sguenos en Instagram

Al hilo de la noticia. Fuga de cerebros

Jesús Sanchez Izquierdo,  Dr. en Fisica


El desarrollo y primacía de los países que lideraron la revolución industrial estaba apoyada, en buena parte, en la posesión de materias primas, asociadas a buenas  estructuras de producción y de organización. Hoy, la materia prima que da liderazgo a un país es el conocimiento, el saber hacer, la investigación (si el país tiene estructura para aplicar el resultado), la organización y en definitiva la exportación de su tecnología, esa nueva materia prima.

Se entiende por Tecnología  el conjunto de conocimientos técnicos, ordenados científicamente, que permiten diseñar y crear productos, bienes o servicios que facilitan la adaptación al medio y satisfacen las necesidades de las personas y la sociedad.

Es difícil encontrar algún producto, servicio, o actividad humana que no esté afectada hoy por la Tecnología. Las comunicaciones, el transporte, la sanidad, el aprendizaje, la energía, el ocio, y muchas otras, tienen una base tecnología.

Lo bueno  (y lo malo  de esta materia prima) es que va asociada a la capacidad e inquietud humana de conocer, de imaginar, de inventar, de descubrir, de crear… Y tiene en consecuencia,  la capacidad de desplazarse con el individuo y se estable allí donde encuentra  estructuras  para desarrollar sus capacidades y a la vez recibe compensación  y reconocimiento social a su trabajo. Y nos encontramos con que ese valiosísimo  capital humano que deja su tierra natal y enriquece con su juventud y saber al país al que llega, desangra y  empobrece al país del que sale ante la incapacidad de los gobernantes y de sus estructuras financieras y empresariales de aprovechar y emplear  la riqueza que se escapa

El Banco Mundial ha elaborado múltiples informes al respecto,  destacando que cuanto más pequeño y pobre es el país mayor es la emigración cualificada.
No trato de hacer aquí un estudio de fondo estadístico que cualquiera puede encontrar en Internet, sino plantear conceptualmente el problema. Aunque quizás, el dar   algunas simples referencias  cuantitativas puede ayudar a dimensionar la situación. Por ejemplo, en octubre de 2005 ocho de cada diez haitianos y jamaicanos con titulo universitario, vivían fuera de su país. La Unión Europea también sufre el problema, mas agudizado en los países periféricos menos solventes.

Más de 400.000 investigadores e ingenieros de la U.E.  son residentes y aportan su trabajo en Estados Unidos que es la tierra prometida para el 70% de los Doctores que se gradúan en la Unión.

 Y nos encontramos pues, que estos países han gastado muchos recursos en la formación de sus jóvenes que luego se van y  desarrollan su trabajo y producen tecnología  en países más ricos. Y en esta  aldea global, democrática y de libertades, es imposible poner puertas a estas migraciones.
  
Las razones de esta situación son múltiples y complejas y van asociadas no solo a razones económicas sino también de organización, y de planteamiento político y social de los países menos desarrollados. La investigación y el desarrollo creativo son una aventura emocionante y no se pueden vincular a la seguridad en el empleo ni a estar encajada en una escala de funcionarios, que estrangula la imaginación y desincentiva la creatividad.
La desvinculación de la Universidad con la sociedad, con la realidad del mercado de trabajo y con  las empresas es otro factor determinante de la estampida de nuestros cerebros hacia otros entornos.

Y no hablo de memoria:

El grupo de cuatro compañeros de facultad  que iniciamos y acabamos la andadura universitaria juntos, al final de los años 50, nos dispersamos por el mundo (tres en USA y uno en UK) y solo yo regresé a trabajar en España.

Desde entonces ha llovido mucho pero seguimos escuchando  y viviendo  año tras año las mismas inconsistencias,  establecimiento de normas y planes descabellados que no conducen al éxito  sino al éxodo.
¿Cuál seria la solución?  Sencilla de encontrar, fácil de entender pero, lo siento, imposible de aplicar. Bastaría reproducir aquí el modelo, la estructura, el espíritu, las normas que rigen las Instituciones  que acogen a nuestros cerebros en el exterior y cuya eficacia y solvencia está probada. Pero no solo las estructuras  académicas, sino también las empresariales, las financieras y las otras y las otras y la escuela y la hora de la cena y…
eliminar el favoritismo, la endogamia, las subvenciones, la burocracia opresora, y tantos aspectos de nuestra idiosincrasia. Pero entonces España dejaría de ser diferente, y eso, claro está,  no puede ser y además es imposible, como decía el Guerra, aquel gran torero....

“Eso no “pue sé” te lo dice Rafael Guerra Bejarano: ¡no “pue sé”!. Porque lo que no “pue sé” además “j´es"...¡imposible!.

Digo yo…

Madrid, 28 de Enero de 2011
 

Jóvenes científicos investigando un sistema de ayuda a la movilidad
 
Frustración. Algo ha salido mal. La investigación es así
 
Hay mejores ofertas en el extranjero. ¡Corre, corre!

 

Otros datos
Desarrollado:
Tandem Innova
www.tandeminnova.es